miércoles, 24 de junio de 2015

QUERIDO YO A LOS 17.. MEDICINA


"Querida yo a los 17. No tengas miedo, prepárate (...) Este será tu resguardo de matrícula de primero de Medicina, todavía lo hacéis en papel. Sí, va a ser duro, deja de preocuparte. Sí, que son 6 años. Sí, que vas a tener que estudiar y mucho. Pero créeme, eres capaz". 
Así comienza el vídeo "Querido yo a los 17", el emotivo y optimista mensaje que han mandado a sus "yoes" del pasado a través de YouTube un grupo de 43 estudiantes de último curso de Medicina de la Universidad de Sevilla y que ha conseguido más de 250.000 reproducciones en tres días.
En mitad del delicado momento por el que pasa tanto la educación como la sanidad públicas, sorprende el éxito de un montaje tan optimista, que se centra en reforzar la parte positiva del esfuerzo y el estudio, aunque no deja de decirse "Sigue formándote para ser buen profesional en la consulta y lucha por un sistema sanitario que atienda a todo el mundo que lo necesite, sin distinciones". "Estaba hecho para una graduación, no era el momento de ser críticos. A la gente le ha gustado la visión optimista", explica Juan Antonio. El vídeo ha resonado en muchos otros estudiantes. "Yo no estudio Medicina, estudio Derecho, pero creo que todos los universitarios que vean este vídeo se sentirán identificados... No puedo terminar de verlo sin llorar", dice una de las comentaristas en YouTube.
FUENTE: THE HUFFINGTON POST

ENTRADAS DE INTERÉS POR MESES Y TÍTULOS

REVISTA Nº 5 COPOE

..

..
MIEMBRO DE COPOE

JOSE ANTONIO MARINA en..

CARLOS PAJUELO en..

CADA ACCIÓN ES IMPORTANTE

Se cuenta que había una vez un escritor que vivía en una tranquila playa, cerca de un pueblo de pescadores. Todas las mañanas andaba por la orilla del mar para inspirarse, y por las tardes, se quedaba en casa escribiendo.
Un día caminando por la playa, vio a un joven que se dedicaba a recoger estrellas de mar que había en la arena y, una por una, las iba devolviendo al mar.
-¿Por qué haces eso? Preguntó el escritor.
-¿No se da cuenta?, dijo el joven. La mar está baja y el sol brilla. Las estrellas se secaran y morirán si las dejo en la arena .
-Joven, hay miles de kilómetros de costa en este mundo, y centenares de miles de estrellas de mar repartidas por las playas. ¿Piensas a caso que vas a conseguir algo?. Tú solo retornas unas cuantas de estrellas al océano. Sea como sea, la mayoría morirán.
El joven cogió otras estrellas de la arena y la lanzó de retorno al mar, miró al escritor y le dijo:
- Por lo menos, habrá valido la pena para esta estrella.
Aquella noche el escritor no durmió ni consiguió dormir nada. A primera hora de la mañana se dirigió a la playa, se reunió con el joven y juntos continuaron devolviendo estrellas de mar al océano.

Jaume Soler y Mercè Conangla en su obra APLÍCATE UN CUENTO [relatos para una vida inteligente y equilibrada] (2007, Planeta y Amat editoriales)

BUSCADOR SOLIDARIO WEELP